Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego

Soluciones Link

Todos los jugadores conocen la importancia de mantener su equipo, y eso incluye asegurarse de que sus controladores estén en óptimas condiciones. Algunos problemas a menudo pueden dificultar mi puntería o incluso mi movimiento, ya que soy un tirador competitivo que busca las acciones más precisas. Afortunadamente, hay formas de restablecer los ejes de mi controlador en Windows 10.

Cómo calibrar su controlador PS o Xbox en Windows 10

Si quieres aprender a calibrar tu controlador en Windows 10, déjame ayudarte con algunas opciones que puedes probar. También responderé algunas preguntas urgentes que puedas tener.

Cómo calibrar mi controlador PS o Xbox en Windows 10

Todas las PC con Windows 10 vienen con un programa llamado Herramienta de calibración. Funciona con todos los controladores USB, incluidos los controladores de PlayStation y Xbox. Incluso puede usarlo para tu controlador Nintendo Switch Pro si lo deseas.

Antes de entrar en los pasos, intentemos algo más.

Restablecer la calibración del controlador a los valores predeterminados

Este método es excelente para tratar problemas menores. Básicamente, actualiza la calibración del controlador, al igual que actualizarías una página web defectuosa o lenta en tu navegador. Los pasos son extremadamente simples y puedes completar todo este proceso en menos de un minuto.

Estos son los pasos para restablecer la calibración del controlador:

  1. Asegúrate de que tu controlador esté conectado y sea legible por tu PC con Windows 10.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  2. Ve a la configuración de “Dispositivos e impresoras”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  3. Encuentra tu controlador y haz clic derecho sobre él. Selecciona “Configuración del controlador de juego” en el menú desplegable.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  4. Selecciona “Propiedades” de la nueva ventana.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  5. En la pestaña de “Ajustes”, selecciona “Restaurar a los valores predeterminados.”
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  6. Cuando hayas terminado, selecciona “DE ACUERDO” para terminar.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  7. Haz lo mismo con la ventana del controlador original.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  8. Tu controlador ahora debería estar en calibración de fábrica y puedes cerrar “Dispositivos e impresoras” si quieres.

Esta solución rápida es eficaz para eliminar los ajustes incómodos de sensibilidad y calibración. Sin embargo, es posible que a veces no funcione. Si el método de restablecimiento rápido no funciona, puedes probar el siguiente método.

Cómo calibrar mi controlador de juego con la herramienta de calibración

La herramienta de calibración es confiable para que mi controlador vuelva a estar en forma. Este proceso lleva más tiempo ya que deberé seguir las instrucciones, pero la herramienta me dirá qué hacer.

Así es como utilizo la herramienta de calibración para calibrar manualmente mi controlador de juego:

  1. Voy a “Dispositivos e impresoras”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  2. Localizo mi controlador en el hardware. Hago clic derecho en el controlador y selecciono “Configuración del controlador de juego”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  3. Me aseguro de seleccionar el controlador correcto y luego elijo “Propiedades”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  4. Voy a la pestaña de “Ajustes” en la nueva ventana.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  5. Selecciono “Calibrar”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  6. La herramienta de calibración se ejecutará y simplemente selecciono “Próximo” para comenzar.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  7. Dejo el D-pad (Xbox) o el botón izquierdo (PS) centrado y presiono cualquier botón.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  8. Muevo el D-pad (Xbox) o el botón izquierdo (PS) a las cuatro esquinas y presiono cualquier botón.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  9. Repito el paso 8 para el botón derecho. Cuando haya terminado, selecciono “Finalizar” para completar el proceso.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  10. Pruebo si todo está funcionando. Selecciono “Aceptar” cuando haya terminado.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  11. Selecciono “Aceptar” en la ventana de configuración del controlador original.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego

La calibración manual puede resolver problemas que un reinicio no puede. Normalmente, mi controlador estará como nuevo después de la sesión de recalibración.

Si deseas aprender cómo calibrar tu controlador con Steam, consulta la siguiente sección.

Cómo calibrar mi controlador con Steam

¿Sabías que Steam viene con su propia función de calibración del controlador? Es más profundo e incluso te permite ajustar las zonas muertas. Incluso puedes ajustar la configuración de tu controlador por juego, incluso si el juego no admite controladores USB.

Así es como puedes realizar algunas calibraciones básicas con Steam:

  1. Inicia el cliente Steam.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  2. Abre el modo Big Picture haciendo clic en la barra superior.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  3. Haz clic en el engranaje de configuración.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  4. Ve a “Controlador” y luego a “Configuración del controlador”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  5. Selecciona tu controlador y luego selecciona “Calibrar”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  6. Primero, habilita “Bloquear navegación con joystick”.
    Ajusta tu controlador de PS o Xbox en Windows 10 y potencia tu juego
  7. Después de eso, selecciona “Iniciar calibración automática completa”.

Deja un comentario